Motivación

El impulso para adoptar la Medicina Integrativa es debido en parte, al creciente número de personas que consulta facultativos en medicina complementaria. Algunos profesionales médicos sienten la necesidad de aprender más acerca de las medicinas complementarias ya que pueden asesorar mejor a sus pacientes sobre qué tratamientos pueden ser útiles y cuáles no. Además, algunos doctores y pacientes están insatisfechos con el uso y los resultados de determinados fármacos que tratan o suprimen enfermedades específicas más que ayudar al paciente a reencontrar el estado de salud. Creen que hay que ir más allá del problema médico diagnosticado y que combinando los enfoques convencionales y los complementarios, se debe ayudar a crear nuevamente el estado de salud que va mucho más allá de la simple ausencia de enfermedad.

En nuestro país, en 2011 el Ministerio de Sanidad realizó un estudio descriptivo de todas estas terapias, de la realidad de aquel momento en España y que puede servir de base para una regulación futura. El documento hace hincapié en el hecho de que estas técnicas se suelen considerar más inocuas que las de las medicinas convencionales, pero que no siempre están exentas de riesgo. También hace hincapié en el hecho de que la falta de evidencia científica de algunas de las terapias no debe considerarse siempre como sinónimo de ineficacia.

Un estudio realizado en 2008 por el Observatorio de Terapias Naturales (bajo el patrocinio de las Sociedades COFENAC, CONAMAD y TENACAT) pone de relieve que el 95.5% de la población española conoce alguna terapia natural y que el 23.6% las ha usado alguna vez .

 

Share Button