Evidencia científica

file7071303313583

Uno de los problemas más importantes a la hora de generar evidencia científica sobre la utilidad de los tratamientos complementarios está en la metodología requerida para hacer estadística, poder comparar resultados y sacar conclusiones estadísticamente significativas que avalan los resultados obtenidos.

Algunas terapias naturales como la homeopatía y la acupuntura, por su idiosincrasia, requieren de un modelo científico especial, adaptado a sus características y que necesitan nuevos procesos de validación, lo que dificulta la realización de determinados estudios.

Por ejemplo: en medicina convencional ante un simple dolor de cabeza, en la mayoría de los pacientes se les recetará un paracetamol. Si se quiere comprobar la eficacia del paracetamol en el dolor de cabeza, se diseñará un estudio aleatorizado de casos y controles, con suerte a doble ciego (ni el paciente ni el médico saben que está tomando realmente el paciente) con dos grupos de personas (un grupo control que recibirá una pastilla placebo en lugar de paracetamol y un grupo de casos que sí recibirá el paracetamol) y con el número suficiente de participantes de características similares (edad, sexo, si recibe otros tratamientos o no …) por poder sacar conclusiones estadísticamente significativas. Se les tratará con las mismas pautas (posología, duración de tratamiento …), se analizarán los resultados de cada grupo (los que han sido tratados con paracetamol y los que han sido tratados con placebo), se compararán y se sacarán conclusiones estadísticamente significativas sobre su utilidad o no.

Pues bien, este tipo de enfoque es el que se pretende- exige en las medicinas y terapias complementarias a la hora de generar evidencia científica que las avale, y es el más difícil de alcanzar. En este tipo de terapias y medicinas no sólo se contemplan factores como la edad, el sexo, la existencia de enfermedades concomitantes u otros tratamientos …, como hace la medicina convencional, sino que contempla aspectos mucho más globales de la persona como : tipología física y de carácter, calidad y horas de sueño, calidad de las digestiones, tipos de alimentos que prefiere y rechaza, con la que mejora o empeora el dolor de cabeza, si tiene alguna horario de aparición en concreto o no, en qué parte de la cabeza siente el dolor, como es el dolor (presión, pinchazo, calor, frío …). Las variables a tener en cuenta a la hora de elegir el tratamiento idóneo son tan amplias y variadas que hace muy complicado poder realizar estudios científicos como los que se realizan en medicina convencional; es muy difícil encontrar suficientes pacientes con características similares.

Otra limitación para poder realizar estudios en las medicinas complementarias es que muchas de ellas actúan por diferentes vías, tienen diferentes mecanismos de acción que ante estudios tan reduccionistas como los que se realizan en medicina convencional, no pueden ser valorados o incluso , acaban siendo un impedimento para poder obtener resultados objetivos que demuestren su eficacia.

Además de la dificultad para generar ciencia sólida que apoye los tratamientos usados, se añade la de poder localizar adecuadamente los estudios que se ha publicado al respecto. En cada área de conocimiento, los estudios quedan archivados o clasificados por palabras clave que facilitan, en teoría, su búsqueda. El problema es que estas palabras clave pueden ser diferentes, según los autores de cada estudio, y si no se ponen las palabras exactas que éstos han elegido para poder localizar su artículo, la búsqueda se complica mucho. Para muchos tratamientos, las palabras clave pueden ser tantas y tan variadas que a veces encontrar el artículo deseado puede requerir tiempo y mucha paciencia. Algunas de las palabras clave de utilidad para encontrar artículos en Pubmed sobre los tratamientos que se desea conocer con más profundidad de la medicina integrativa, son: Phytotherapy, Medicinal herbs, Medicinal plants, Aromatherapy, Essential oils, Essential oil, Essence, Homeopathy, nano medicine, Supplements, Natural supplements, Oral supplements, Dietary supplements, Diet, Nutrition, Nutritional, Vitamin, Omega 3, Supplementation, Alternative medicine, Complementary medicine, CAM, Natural medicine, Natural chemopreventive treatments, Natural chemoprotective agentes, Radioprotective, Radioprotection, Immunomodulating, adaptogénica activity, Anti tumor activity, Intravenous vitamin C … Combinados entre sí y con la sustancia o tratamiento sobre la que se quiere profundizar el conocimiento. La investigación aún se puede llegar a complicar más si se tiene en cuenta que las plantas y los aceites esenciales pueden ser clasificados con su nombre latino, su nombre popular en inglés, en el caso de las plantas de la fitoterapia china, del ayurveda o el chamanismo con el nombre tradicional que les ha otorgado la medicina que las sustenta … así como también pueden encontrarse estudios que hablen de la actividad y seguridad de una molécula bioquímicamente definida.

Sin embargo, los facultativos en Medicina Integrativa nos esforzamos diariamente para dar la credibilidad y el prestigio que se merece este tipo de medicina y de enfoque de la salud y, regularmente aparecen estudios de mucha calidad que apoyan su utilidad médica. Hay muchos estudios científicos en terapias y enfoques complementarios como la fitoterapia, la homeopatía, la aromaterapia, la nutrición o las visualizaciones, entre muchas otras que acreditan y explican su utilidad en estos y otros tipos de enfermos y enfermedades.

Share Button