Dualidad onda – partícula 

Yin_yang

La dualidad onda – partícula es uno de los principios de la física cuántica. Este principio postulado por primera vez por De Broglie y popularizado por Einstein, postula que todas las partículas poseen propiedades de onda (energía) y de partícula (materia).

De acuerdo con la física clásica, una partícula ocupa un lugar en el espacio y tiene masa, mientras que una onda se extiende por el espacio a una velocidad definida y una masa nula. Este principio postula que dependiendo de la velocidad a la que vaya la partícula (ya sea fotón, electrón o átomo) y dependiendo de la existencia de un observador externo (que haría que se ralentizara la velocidad, que la función de onda se colapsara) la partícula se manifestaría como onda (energía) o como partícula (materia).

La física cuántica nos está contando a partir de este principio, que la base de las medicinas tradicionales, basadas todas ellas en un principio energético, es cierta. Lo que queda reflejado y explicado en la imagen del Tao: Yin-negro (materia) es complementaria e indisociable de Yang -blanco (energía). El todo está en las partes y las partes en el todo: es el mismo que nos está contando este principio. Entendiendo que materia y energía son estados complementarios, indisociables y que a pesar de estar en un estado, el otro sigue existiendo y actuando, entendemos como culturas ancestrales han podido establecer sistemas médicos eficientes y eficaces basándose sólo en la energía y porque ahora; la física, la química, la biología y la medicina comienzan a encontrar la explicación científica de estas indicaciones terapéuticas.

Share Button